helado de chocolate

Si hay algo que no soporto en esta vida son las despedidas a la francesa. Eso de hoy te quiero y mañana no te vuelvo a hablar nunca he terminado de entenderlo.

ultimo-helado

*helado de pistacho y avellana 100% crueldad animal + sorbete*

Quizá por eso, cuando decidí hacerme vegana aproveché un viaje a Bolonia (Italia, no Cádiz), para despedirme no sólo del queso, también de los helados. Después de todo, los helados habían formado parte de mi vida desde siempre, acompañándome en los buenos ratos y en los malos también, en forma de cucuruchos o de tarrinas de medio litro. No estamos hablando del típico rollito de verano, no. Yo comía helado en cualquier estación. Lo nuestro era serio.

A la derecha os dejo la foto de mi último helado no vegano, hecho a partir de una violación (inseminación artificial -no consentida-, lo llaman ellxs), leche robada y algún que otro bebé al que apartaron de su madre y, si era macho, mandaron al matadero. Mmmm, suena delicioso, ¿verdad? 🙂

Cuando me lo comí no lo tenía tan interiorizado como ahora, obviamente, o no lo habría disfrutado como lo hice. Qué cosas. En mi defensa (no ante vosotrxs, ante mí misma), después de aquél no hubo más. Hubo sorbetes, sí. Y granizadas a tutiplén. Pero aquello de pararme ante un mostrador y elegir mis favoritos entre más de 40 sabores, eso se acabó, como en la coplilla de María Jiménez.

Hasta este sábado.

Este sábado fui a un taller de cocina vegana, del que no salí muy entusiasmada, todo hay que decirlo. Y probé este helado. Y flipé. Como había 20 personas más, me contuve y comí como las personas (como las educadas, no como yo). Un par de cucharaditas y ya. Luego, claro, llegué a casa y me faltó tiempo para pesar 170 gramos de anacardos crudos, dejarlos en remojo 8 horas, escurrirlos, meterlos en la Thermomix junto al resto de ingredientes y ver como se transformaba en algo cremoso y delicioso que daba hasta pena congelar. Pero como desde que soy vegana mi voluntad no es lo que era -una cosa blandurria que perdía todos los pulsos-, aguanté como una campeona a que se enfriara lo suficiente (no las 5 horas que dice la receta, pero sí 2) como para servirme un cuenquito y comérmelo a caraperro.

helado

*helado de chocolate vegano, 100% cruelty free*

¿Ventajas de este increíble helado de chocolate? La más importante, que está 100% libre de crueldad animal. Que además esté pa’morirse, que sea cremoso (porque, al no llevar casi agua, no cristaliza) y que puedas hacerlo en 5 minutos (sin contar las horas de remojo de los anacardos, ni las posteriores horas de congelador), también se lo tendremos en cuenta, digo yo.

En su contra está el detallito de que está hecho a base de anacardos y leche de coco (buena, ojo), lo que lo encarece una mijita. Porque a día de hoy explotar a una vaca y llevar a su cría al matadero sale más barato que hacer helados de frutos secos. Triste pero cierto.

Que no sea precisamente de régimen no voy a entrar a valorarlo. Cada cual que vea si le compensa o no darse un capricho. Yo, ya os lo digo, me lo he dado. Dos veces desde ayer.

Si lo vais a hacer, os aviso que cuando lo dejas en el congelador más de 3 horas se pone duro como el corazón de un taurino (como le pasa a la mayoría de los helados en los congeladores caseros, vamos), por lo que conviene dejarlo fuera unos 10 minutillos antes de servir. Si se lo ofrecéis a amigxs muggles sin decirles que es vegano, os aseguro que no van a notar la diferencia.

Ingredientes:

  • 170 gr. de anacardos crudos, previamente hidratados (entre 3 y 8 horas). En la receta original se echan tal cual. Yo los hidraté para que la textura quedara más cremosa y creo que queda mejor.
  • 200 ml. de leche de coco buena, esto es, que tenga un alto contenido en coco y no sea agua sucia. La que yo uso es ésta (80% coco).
  • 50 gr. de aceite de coco. Si lo usas virgen, le dará un toque a coco. Si no quieres ese toque, échalo de coco refinado.
  • 130 gr. de sirope de agave. Puedes echarle menos, si te gusta menos dulce, o sustituir el agave por otro endulzante de tu elección, como dátiles (no le echéis azúcar refinada, que es mierda pura); lo que no te sé decir es la equivalencia.
  • 1/4 cucharadita de extracto de vainilla. Yo uso una de repostería que viene en forma de pasta concentrada con Bourbon.
  • 3 cucharadas soperas colmadas de cacao puro (sin leche, sin azúcar) en polvo.

Preparación:

Cero dificultad. Escurres los anacardos y los echas, junto al resto de ingredientes, en el vaso de la Thermomix o de tu procesadora de alimentos. Si no tienes, habiendo hidratado los anacardos puedes hacerlo también con una batidora potente. Trituras hasta que tengas una crema, la viertes en un tuper o en moldes individuales, y al congelador.

La receta original dice “mínimo 5 horas de congelador“. Ni caso. A las 2 ya podéis meter la cuchara…. por lo menos pa’ver cómo va. Es una tarea dura, pero alguien tiene que hacerla.

 

Anuncios

6 pensamientos en “helado de chocolate

  1. Llegué a ti desde el blog de Sarmale y no suelo comentar, pero quería decirte que tu blog me gusta mucho, que estoy suscrita a través del RSS pa no perderme ná y que ya tengo un par de recetas apuntadas para hacer :). Me encanta cómo mezclas historias personales y un poco de mala baba con las recetas ^_^. Lo único que me sabe mal es que me lo pienso más a la hora de compartir tus recetas a familia/amigos porque los comentarios de violaciones y sufrimiento animal los ponen muy a la defensiva (nada nuevo), y en vez de fijarse en que oh! se puede hacer helado vegano y está pa chuparse los dedos, me cacarean todo el rollo de los extremismos y tralalá. Soy consciente de que es tu blog y te lo meneas como quieres, es solo un poquito de feedback por si te interesa una opinión ^.^ ¡Mil gracias por tu tiempo!

    Le gusta a 1 persona

  2. Buenas, Cazalechugas!

    Lo primero, agradecerte la visita y que te hayas molestado en dejarte ver, sobre todo si es algo que no haces normalmente 🙂

    Me alegra que no te pareza un coñazo que para cualquier receta meta dos folios previos de mi vida, que tampoco es que sea la más interesante del mundo, by the way. Y que hayas guardado un par de ellas para hacerlas me encanta. Espero que me cuentes en un comentario qué tal te quedaron, si te gustaron o no y, si te pusiste creativa, si les hiciste alguna mejora 😉

    En cuanto a ponerme gore con el tema, en este caso, de los lácteos, agradezco muchísimo el feedback. Siento que a alguien pueda parecerle extremista y que se quede sólo con eso, pero como habrás visto yo escribo desde las tripas… lamentablemente nada de lo que pongo es mentira ni exagerado, de hecho a mí lo que me parece extremista es que esto siga pasando como si nada y que a la gente lo que le moleste es que les muestres que están contribuyendo a ello, en vez de que pase.

    Entiendo también que mucha gente ni siquiera lo sabe (yo no lo sabía), y si puedo abrirle los ojos, como me los abrieron a mí, al menos a una persona y eso hace que se plantee el veganismo, habrá merecido la pena ponerme gore 🙂

    Un abrazo y gracias de nuevo.

    Le gusta a 1 persona

  3. Todavía voy un poco atrasada, no he probado los helados veganos, pero imagino que como a todos nos pasaba lo mismo que a ti con la concienciación respeto a los lácticos.
    Me encanta la posibilidad de poder comer sano y buenísimo sabiendo que el mundo sigue igual que antes de haberlo cocinado y qué nadie ha sufrido por ello!

    Le gusta a 1 persona

    • Yo es el primero que pruebo en un montón de tiempo. Y voló. Ahora mismo tengo el doble de anacardos en remojo para hacer dos tandas, uno de chocolate (para no arriesgar) y otro de menta con chocolate (que era mi favorito antes de dejar los lácteos).
      La verdad es que para quienes disfrutamos comiendo pero somos incapaces de mirar para otro lado, adentrarse en la cocina vegana y darse cuenta de que hay montones de cosas que creías que no ibas a comer más y que no sólo vas a poder comerlas de nuevo, sino que además están increíbles, mola 🙂
      También se hacen helados con base de plátano congelado. En cuanto pruebe la receta que tengo y vea si están buenos, la subo.

      Gracias por pasarte y por comentar, Mireia 🙂

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s