queso Muenster fundente

Ésta es otra receta traducida del Artisan Vegan Cheese de Miyoko, del que ya dejé por aquí la del camembert, uno de los quesos más elaborados del libro. Bueno, pues os alegrará saber que éste no tiene nada que ver. El Muenster, del que nunca había oído hablar, por cierto, es un queso que se hace en 10 minutos, 15 si te atas una mano a la espalda, y además tiene relativamente pocos ingredientes y, salvo por el carregenato, todos ellos muy de andar por casa, sobre todo una vez que te metes en el mundo de los quesos veganos.

Ya, ya sé lo que estaréis pensando si habéis entrado hoy en el País. El Comidista, ese ser de luz que ha venido al mundo para decirnos a lxs veganxs qué comer y cómo, tiene toda la razón:

“Los autoengaños veganos: Falsos chorizos, salchichas, butifarras, quesos, hamburguesas y cualquier día de estos, la vaca entera hecha con soja texturizada. Si te has convertido al veganismo, adelante, ¿pero no sería más coherente comer productos frescos de origen vegetal en vez de toda esta morralla pseudocarnaca ultraprocesada?”.

muenster

Autoengaño vegano en forma de bloque incoherente y ultraprocesado

Admitámoslo de una puta vez. Lxs veganxs comemos morralla ultraprocesada. No como lxs omnis, claro, que comen salchichas frescas hechas por ellxs mismxs con carne de cerdo de ésa que tan encarecidamente recomienda la OMS consumir a diario, quesos de leche de vacas felices, no hormonadas ni medicadas, y hamburguesas sanísimas, hechas de restos de carne indistinguible y pan rallado, sin aditivos ni conservantes. Por no hablar de los embutidos cárnicos, que llevan un poquito de to. De to, sí, pero híper sano y artesanal, claro, que ya os veo buscándole la pega al invento.

* Inciso: aquí en teoría iría una foto de una vaca, propiedad de una empresa láctea española cualquiera, con su ternero al lado. Al final he decidido no subirla porque se les ve TAN TAN felices y tan saludables que os quedaríais embobadxs mirándolos y no seguiríais leyendo. Yo misma estoy llorando de alegría de lo contagiosa que es su felicidad.

Y hablando de leche, sobre la modita de las leches vegetales también nos lanza Mikel una profunda e interesante reflexión en su panfleto artículo periodístico: ¿En serio os sentís moralmente superiores tomándolas? El tío es elegante, al pan, pan, y no nos recuerda expresamente que cada vez que bebemos un vaso de leche vegetal estamos dinamitando ese paraíso en la tierra que son las ganaderías extensivas; prefiere dejarlo en el aire y que cada vegan se flagele como vea. Si es que somos lo puto peor….

Pero qué queréis. Para estar a la moda, que es de lo que trata todo esto del veganismo, habrá que sacrificarse y pasar de todo esos alimentos naturales y súper sanos que pueblan los supermercados del mundo. Y si vivimos 10 años menos por alimentarnos de hamburguesas de lentejas y verduras o de quinua (otra moda sin sentido, según el artículo), o de salchichas de tofu, o de quesos hechos a base de yogur de soja sin azúcar, qué se le va a hacer. Lo importante es molar.

quesomuenster

queso tipo Muenster vegano, el queso de moda

Y ahora al lío, que si vamos a morir pronto gracias a toda esa mierda que nos metemos en el cuerpo, no hay tiempo que perder.

Trastos importantes a la hora de elaborar este queso ultraprocesado y 100% incoherente: un juego de tazas medidoras y otro de cucharas. Si no tenéis y estáis pensando comprároslos, os recomiendo que sean buenas, que les vais a dar mucho uso. Yo compré mi juego de tazas en el Gato Preto y la primera vez que se me cayó una de ellas al suelo, se quedó sin asa.

Ingredientes (para una tarrina de algo menos de medio kilo):

  • 1 Taza de yogur de soja sin edulcorar, lo que vienen a ser como 2 yogures (yo uso éstos).
  • 1/2 Taza de agua.
  • 1/3 Taza de aceite suave, de girasol o de la variedad más suave de oliva que tengáis; la grasa, la de la leche animal en los quesos chungos o el aceite en los veganos, es lo que lo hace que el queso sea fundente, pero no queremos que le dé sabor.
  • 1/4 Taza de almidón de yuca (yo uso éste).
  • 1 Cucharada rasa de levadura nutricional (yo la echo colmada porque me encanta el sabor que le da).
  • 1 Cucharada rasa de carragenato Kappa (yo lo compro aquí). En teoría, si no lo encontráis, podría sustituirse por 2 Cucharadas de agar-agar en polvo.
  • 1 cucharadita rasa de sal de mesa.

Preparación:

  1. Antes de nada, prepara el recipiente donde vayas a dejar el queso enfriar. Piensa que debe ser de aproximadamente 500 ml para asegurarte de que quepa todo. Fórralo con papel transparente. Yo para estas cosas uso un tuper (para poder dejarlo tapado cuando lo meta en el frigo) y papel transparente “resistente” que venden en Mercadona.
  2. Ahora sí, mezcla todos los ingredientes en un vaso de batidora grande o en un bol (calcula que ocupará medio litro sólo la mezcla) y bátelo con la batidora hasta que esté homogéneo y cremoso. Para rebañar bien es conveniente que uses una lengua de silicona.
  3. Vierte la mezcla en una sartén antiadherente, ponla a fuego medio-bajo y remueve sin parar durante entre 3 y 5 minutos. Verás que la mezcla se va transformando en una especie de blandiblú (lxs viejunxs sabrán de qué hablo), suave, espesa, viscosa y brillante. Esto es como el amor, cuando esté lo sabrás (pero pon el temporizador porsiaca).
  4. Retira del fuego y vierte la mezcla en el recipiente que tenías preparado. Deja enfriar a temperatura ambiente. Luego mételo en el frigo, tapado, y déjalo reposar al menos 3 horas.
  5. Si quieres que tenga un aspecto más parecido al original (que lo tuve que buscar para ver qué pinta tenía), puedes espolvorearle una capa muy muy ligera de pimentón dulce por el exterior.

Conservación:

Envuelto en papel film y metido en un tuper, este queso aguanta unas 4 semanas en el frigo. Que no debería ser algo de lo que preocuparnos porque: a) tampoco es que salga una barbaridad y b) aunque sea cremoso, se corte fácil y funda, es morralla, como bien apunta Mikel.

¿Mi recomendación, ahora que este señor me ha quitado la venda de los ojos? Hacedlo, porque está entretenido y, no nos engañemos, queda cool decir que eres vegan, subid la foto a Instagram, y luego cogedlo con dos deítos, tiradlo a la basura y comeos un queso de verdad ¡Hombre ya, con la tontería y las modas!

 

Anuncios

Un pensamiento en “queso Muenster fundente

  1. Voy a preparar el queso, y respecto a ese “crítico culinario” (o lo que sea ese señor), le pasa lo que a muchos omnivoros y es que atacan aunque un vegano no haya hecho observación de su manera de alimentarse, creo que en el fondo les perturba la idea de su crueldad…no vale la pena intentar entender y analizar tanta chorrada 😛

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s