bizcocho de zanahorias y nueces a la naranja

Esta receta ya la dejé en mi otro blog, el personal, pero voy a subirla también por aquí porque desde entonces la he mejorado bastante. Y es que aunque mi horno siga siendo una mierda y sólo caliente por arriba y el termostato sea sólo orientativo, he encontrado una harina, especial para bizcochos, con la que salen QUE TE MUERES. La hay integral y refinada. Yo uso la primera porque sólo porque sea un postre y lleve azúcar (integral también) no quiere decir que no podamos intentar que sea lo más saludable posible.

bizcocho-naranjas

el mejor bizcocho del mundo

Antes, con la harina normal, salía bueno. Ahora sale perfecto, esponjoso, jugoso y, lo más importante, homogéneo. Hasta mi padre, que es capaz de encontrarle pegas a la Capilla Sixtina, se lo comió sin rechistar y al acabar murmuró: “está bueno“, que en su idioma viene a querer decir: “¡WOW, ES EL MEJOR PUTO BIZCOCHO QUE HE COMIDO!

Para hacer este bizcocho necesitarás dos boles grandecitos, unas varillas para mezclar, una báscula, jarras y cucharas medidoras y un molde. Yo uso uno redondo desmoldable, que forro con papel de horno en lugar de con margarina, cortando tiras del que sobra después de forrar la base y usando pinzas de la ropa para que se sujete el papel en los laterales. A ver si le hago fotos porque explicarlo así es complicado.

Ingredientes.

  • 300 gramos de harina integral Bizcochona.
  • 240 gr de azúcar (yo uso integral) o de azúcar de abedul, como ésta por ejemplo (si eres diabéticx).
  • 320 ó 340 gr de zanahoria cruda, sin piel y triturada.
  • 130 gr de nueces troceadas (no trituradas, en trozos, que estén enteritas).
  • 200 ml de zumo de naranja.
  • 180 ml de aceite suave (yo uso de girasol).
  • 1 pizca de sal-
  • 1 cucharadita de bicarbonato.
  • 1 cucharadita de levadura en polvo Royal.
  • 1 cucharadita de canela en polvo.
  • 1 cucharadita de jengibre en polvo.
  • ralladura de 1 naranja.

Preparación.

Lo primero, como siempre, asegúrate bien de que tienes todos los ingredientes. Que si no tienes qué sé yo, canela o jengibre, pues no va a saber igual pero lo puedes hacer. Pero si te falta harina o azúcar o no tienes nueces, zanahorias o naranjas, mejor déjalo pa’otro día.

Ahora forra el molde dejándolo listo para cuando tengas que echar la masa y ve precalentando el horno a 180º.

En un bol añade y mezcla bien con las varillas todos los ingredientes secos: harina, levadura, bicarbonato, jengibre, canela y sal. Yo mezclo aquí también las nueces, pero igual puedes ponerlas en el segundo bol.

En el segundo bol, mezcla el resto: zumo de naranja, ralladura de una de las naranjas, aceite de girasol, azúcar integral, zanahoria triturada y nueces (si no las has mezclado con la harina). Bate todo muy bien con las varillas para que se integre y añade a la mezcla seca del primer bol. Es importante asegurarte de que queda todo muy bien mezclado. Cuando lo esté, ya tienes la masa lista para verterla en el molde y meterla al horno.

porcionbizcochoMételo al horno, a 180º, entre 45 y 50 minutos. Como seguro que sabrás, pero por si acaso yo te lo digo, no abras el horno para ver cómo va, por muy bien que huela, porque se desinflaría. Si te pasa como a mí, que tengo una mierda de horno que calienta sólo por arriba, y ves que se te va a quemar por arriba, ten preparado un trozo de papel de aluminio agujereado con un palillo, abre el horno y colócaselo por encima lo más rápido que puedas a mitad de la cocción. Pero lo ideal es no tenerlo que abrir para nada.

Cuando lo saques (ahora viene la parte difícil), déjalo reposar a temperatura ambiente antes de desmoldarlo. Cuesta, ojo, porque huele tan jodidamente bien que hay que hacer un esfuerzo muy grande para no probarlo así, en caliente. Aun así, espera. Y te lo dice el ansia viva, ojo.

No hace falta guardarlo en el frigo porque no lleva ni huevos ni leche. Y porque no te va a durar dos días, te lo digo ya.

Puedes decorarlo con naranjas confitadas, con un glaseado o dejarlo tal cual. A mí personalmente me gusta más con las naranjas o tal cual, pero pa gustos… 🙂

 

Anuncios

12 pensamientos en “bizcocho de zanahorias y nueces a la naranja

  1. Y qué vas a hacer cuando tengas un horno en condiciones? (porque lo tendrás Gema, que todo llega en la vida…), te vas a hacer la reina pastelera. Me muero de ganas de probar tu bizcocho de zanahorias (y hasta tengo todos los ingredientes!! Por cierto que si a alguien se le ocurre hacerlo sólo con azúcar de abedul, le aconsejo no comerse más de 1/8 del bizcocho (o sea, la mitad de un cuarto) si no quiere que le dé una cagalera. Yo utilizo este azúcar (también llamado xilitol), pero lo mezclo según mi fórmula magistral con estevia (seguro que lo has visto en mi blog, yo ya le he cogido el tranquillo, pero para eso me lo he curado durante más de tres años y lo comparto en mi blog), pues a lo que iba, que con mis dulces no hay problemas, pero si se usa sólo azúcar de abedul hay que tener cuidado (al menos al principio) de no tomar más de 0,5 gr de azúcar de abedul por kilo de peso corporal, vaya, que si pesas 60 kg (y mucha gente pesamos aún menos), pues con 30 gr va que arde, así que si divides los 240 gr para este bizcocho, te da: la mitad de un cuarto de bizcocho (espero no haber liado mucho la cosa 😉 . De todas formas a mi me parece una opción muy buena para endulzar, ya que aparte de ser apta para diabéticos y para personas con cándida, no sólo no perjudica a los dientes, sino que les benefícia (doy fé, que hace ya 21 años que dejé de tomar azúcar, y de tener los dientes hechos una caca, con miles de caries y sus correspondientes empastes, que luego hubo que cambiar, porque la amalgama es venenosa, y todo eso, pues desde entonces no me ha salido ni una carie nueva. Y que conste que no me dan comisión).
    Besos, y una cosa: cómo es que los Reyes Magos no te han traido un horno nuevo? hija, has perdido la vez.

    Le gusta a 1 persona

    • Jeje, es que vivo de alquiler, Rocío, y entre que nosotrxs no nos hacemos regalos por navidad y que me he gastado una pasta en comederos automáticos para mis gatos (para que me dejen dormir), ni aun siendo mi piso podría permitirme un horno ahora mismo 🙂

      Tomo nota de lo que dices del xilitol, no tenía ni idea; de todas formas, la Sucrafor esta que encontré buscando un sustituto del azúcar para hacerle el bizcocho a mi madre, lleva las dos cosas: azúcar de abedul y estevia. Todavía no la he comprado pero cuando haga la prueba te cuento. La haré un día que no vaya a salir, porsiaca tiene más xilitol que estevia… XD.

      Besos, guapa, y muchas gracias por pasarte y por los consejos. Yo de repostería ni idea, así que todo lo que pueda aprender de lxs que sabéis, bien me viene 🙂

      Me gusta

  2. No tenía ni idea de que existe el Sucrafor. Hace unos años, cuando me puse a experimentar con xilitol y estevia, pensé seriamente en producir algo parecido, pero después de mucho probar me di cuenta de que cada dulce necesita proporciones diferentes de estevia y de xilitol si no queremos que sobresalga el sabor de la estevia o que la cantidad que lleva de xilitol sea demasiado grande, y bueno, también porque cada dulce es distinto 😉 Total, que abandoné la idea, y hoy leo aquí que ya existe (yo ya me temía que se le ocurriera a otros…), pero lo que me sorprende es que la dosificación sea de 1:1 con el azúcar, ya que el xilitol en sí ya se dosifica 1:1, así que o tiene una cantidad mínima (e innecesaria) de estevia, o tiene otros ingredientes (que no están en la lista de ingredientes) o hay que tener cuidado a la hora de consumirlo (por las propiedades laxantes del xilitol, ya que probablemente la cantida de xilitol que contenga sea bastante elevada). Acabo de mandarles un email a Sucrafor para salir de dudas. Si te interesa te cuento lo que me digan. En cualquier caso mis recetas están hechas con los mismos ingredientes, pero afinando, para que tengan el grado de dulzor más adecuado para cada receta (y que conste que no estoy haciendo publicidad, en realidad creé mi blog precisamente para compartir mis experiencias y poder ayudar a las personas que no pueden o no quieren tomar azúcar). Y además tienen la ventaja de que comprándolos por separado salen mucho más baratos y se pueden usar con más versatilidad. En realidad quería publicar un libro (el segundo, ya que el primer libro de cocina vegana español también es obra mía, se llama “Mi libro de cocina vegana”, vaya, por si no lo sabías, pero está agotado), pero hasta ahora no he encontrado ninguna editorial. En Alemania no se atreven (vegano, integral y sin azúcar les resulta “demasiado sano” y no se atreven) y en España aún no he recibido ninguna respuesta de las editoriales a las que se lo he ofrecido (de esto hace ya muchos meses). Tengo la impresión de que voy siempre por delante de los tiempos, y al final viene otro y se aprovecha de la idea, y se lleva los laureles (y no es que pretenda hacerme famosa, pero da mucho coraje).

    Me gusta

  3. Lo hice ayer, Gema, y no te puedes ni imaginar….!!! bueno, me imagino que sí te lo puedes imaginar, porque tú eres quien lo ha probado primero, ja, ja. A mí lo que me pasa es que no puedo hacer una receta al pié de la letra, y es que soy rebelde desde la cuna y tengo que cambiar siempre algo, y en este caso (aparte de la forma de endulzar) he cambiado la zanahoria por batata (también llamada boniato). Ha salido pecaminosa, así que después de hacerle las fotos de rigor (y que subiré a mi blog en cuanto pueda, por supuesto citando la fuente!!), la he congelado, y es que cuando enciendo el horno, aprovecho para hacer varias cosas, y la otra que hice no se puede congelar, así que a aguantarse y poner prioridades (un día de estos, cuando la otra tarta se acabe, me alegraré 😉).
    Muchísimas gracias compartir la receta, yo ya pensaba ir dándome de baja de seguir haciendo tartas y dedicarme a los bombones y cositas así más pijas, pero entre unos y otros me hacéis la vida imposible.
    Besos!

    Le gusta a 1 persona

  4. Hola Gema,
    te he conocido gracias a Rocío Buzo, de las Cosas de Rocío. Y la verdad, me he llevado una grata sorpresa. Ya le comentaba, que tu bizcocho es de los de apuntarse inmediatamente la receta y hacerlo más de una vez.
    Y como todavía hace algo de frío y apetece, eso será en breve.
    Un placer,
    Inma.

    Me gusta

  5. Hola, Inma
    Pues bienvenida a mi blog :). Cuando hagas el bizcocho, cuéntame qué te ha parecido. A mí la repostería se me da fatal pero esta receta la verdad es que siempre sale bien.
    Un placer también,
    G.

    Pd. Gracias, Rocío ❤

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s